Sunday, November 28, 2010

Juicio para P.R



JUICIO PARA PUERTO RICO

Esta fue la primera visión que yo tuve de los juicios de Dios. 
Estaba alabando a Dios con oración y cánticos en la madrugada, cuando el Señor Dios Todopoderoso me dice te enseñaré cosas y tú vas hablar; la vas a decir porque te he escogido. Hay muchos de mis hijos que yo los he escogido para que den mi palabra.  Yo les he hablado..
Y LES CONTINUO HABLANDO y les he dicho que van a tener que hablar lo que YO JEHOVA DIOS DE ISRAEL LES DIGA, LES REVELE. PORQUE YO SOY JEHOVA DIOS DE ISRAEL DIOS ENTRE LOS dioses. HAY MUCHOS QUE NO QUIEREN ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS. Y HAY OTROS QUE NO QUIEREN HABLAR LO QUE YO LES HE DICHO O LES HE REVALADO.
YO JEHOVA SACO LO OCULTO A LA LUZ.  CUANDO YO QUIERO HABLAR CON MI PUEBLO YO LO HAGO Y BUSCO LA FORMA DE HACERLO.
ESTOY CANSADO DEL PECADO, DE LAS INJUSTICIAS, DEL DESORDEN, DE LA PALABRA FALSA QUE SE ESTA PREDICANDO. YO JEHOVA ESTOY CANSADO DE ESTE PUEBLO QUE NO QUIERE ESCUCHAR.
PERO VIENE EL AY. VIENE EL AY.  Y QUE GRANDE Y ANGUSTIOSO, SERAN ESOS DIAS QUE VIENEN LLENOS DE DOLOR, TRISTEZA, ANGUSTIA, TEMOR, DESOLACION, HAMBRE, ENFERMEDADES, LLORO, SERAN DIAS DE LUTO. PERO YO LES HE AVISADO, LES ADVIERTO, Y ESTE PUEBLO,  MI PUEBLO, CAVILAN, NO CREEN, HABLAN INSENSATEZ Y TAPAN SUS OIDOS PARA NO ESCUCHAR, PORQUE SOLO ME QUIEREN VER COMO UN DIOS DE AMOR, DE BONDAD Y DE PROSPERIDAD. SE OLVIDAN QUE SOY UN DIOS DE JUSTICIA.

PERO HAN CAMBIADO, LA FORMA DE ADORARME, DE EXALTARME, DE DANZAR, DE CANTAR  VIENEN AL ALTAR SIN NINGUN TEMOR DE MI, IRREVERENTES AY, AY, QUE OFRENDA TAN VIL ME ENTREGAN, LLENA DE RENCOR, DE DESPRECIOS Y BAJEZA. ELLOS ESTAN ALLI EN EL ALTAR DEL TEMPLO PERO SUS CORAZONES ESTAN LEJOS DE MÍ. SUS PENSAMIENTOS ESTAN LEJOS DE MÍ. ME ADORAN, SOLO DE LABIOS; ALGUNOS VAN A LA IGLESIA POR OBLIGACION, APATICOS. Y QUIEREN ELLOS EN LA MINISTRACION CONTROLAR EL TIEMPO..YO LO ESTOY VIENDO TODO. ELLOS NO HAN SEMBRADO PARA MI REINO.

ESTE PUEBLO NO PRESTA ATENCION A MIS PALABRAS Y LOS ESTOY LLAMANDO, LOS ESTOY LLAMANDO  A LA REFLEXION, AL ARREPENTIMIENTO.- QUIERO UN PUEBLO QUE ME ADORE EN ESPIRITU Y EN VERDAD.
YO HOY TE DOY A ESCOGER LA VIDA O LA MUERTE. TE DOY A ESCOGER MI CAMINO QUE ES EL ANGOSTO Y YO HARE QUE VEAS MI GLORIA O SI DESEAS ESCOGER EL CAMINO ANCHO TE DIRE QUE TU VIDA SERA DE MUERTE. YO ESTOY AVISANDOTE PUEBLO.

PERO VAN A VER.  CUANDO COMIENZEN LOS JUICIOS.  Y MUCHOS DIRAN: NO, DIOS NO VA A TRAER JUICIOS A LA TIERRA TODAVIA; ESTO VA HACER  PARA LA GRAN TRIBULACION. PERO ESTARAN EQUIVOCADOS PORQUE ESTOS JUICIOS SI LOS VOY A DAR AHORA, PARA QUE DESPIERTEN, PORQUE MUCHOS DE MI PUEBLO ESTAN TIBIOS, ESTAN DORMIDOS Y VAN A DESPERTAR VAN A PONERSE A CUENTA CONMIGO, SE VAN A ALINIAR.-

Voy a traer un tiempo de juicio a las Naciones de la Tierra. Habrá terremotos, grandes terremotos, porque sacudiré a la tierra, habrán grandes incendios, habrán vientos huracanados, habrán erupciones por volcanes y habrán muchas inundaciones. Yo pondré a la tierra con mucha aflicción, con desesperación. Porque vendrán inundaciones, y el nivel del mar aumentará, olas de calor y olas de frío, intensos fríos. En muchos lugares donde no cae nieve caerá y todo esto será de asombro para muchos, temor para otros, pero para los que se están preparando para mi venida, para el arrebatamiento será de tranquilidad, porque Yo a ellos le daré mi paz. Tienen que estar atentos al mar y estar atentos en el cielo porque habrá muchas señales.

Pero para el insensato Yo Jehová les digo de mi NADIE se burla. Yo se que traman, conozco sus obras, pues no he encontrado que sus obras sean perfectas delante de MI.
!ARREPENTIOS! !ARREPENTIOS! NO SIGAN ENDURECIENDO MAS SU CORAZONES. ESTOY POR VOMITARTE.  VUELVETE A MI  AHORA, ANTES QUE COMIENCEN LOS JUICIOS. No están atentos a mis señales y ya el reloj de mi Padre está corriendo, porque mi venida se está acercando. No están escuchando la alarma, para que se humillen delante de Jehová Dios Fuerte y Valiente..

Así dice el Señor mi Dios a todos sus profetas, sus atalayas, sus trompetas: He estado entrenándote a través de los tiempos de pruebas por lo que te he hecho pasar,"...te afligí, y te he hecho pasar por hambre, y te he sustentado con mi comida, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, más de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. Deuteronomio 8:3.
El Señor me dijo: Hija mía, no se turbe tu corazón porque lo que te voy a enseñar de la Isla de Puerto Rico es grande. Sea mi paz contigo.

ACLARATORIA: Yo no conozco Puerto Rico. Nunca he ido a la Isla de Puerto Rico.

OREN AL SEÑOR, OREMOS AL SEÑOR POR MISERICORDIA Y POR PROTECCION.
En mi visión me veo suspendida en los aires observando todo lo que Dios me muestra de Puerto Rico.
Es una Isla hermosa.
EL Señor me dice hija mía, Mira lo que va a pasar. Era de madrugada pero El Señor coloca su mano y todo se ve claro; yo veo el cielo y observo las nubes y de repente una nube grande toma la forma de un rostro (yo estoy viendo la nube de lado); la nube toma aire y luego sopla hacia el mar y cuando lo hizo me asombré, porque todo el mar se echó hacia atrás, pero un buen trecho, luego el Señor le da la orden y el mar viene con furia y veo venir varias olas. Ese viento era como el viento de un huracán, pero no había lluvia, y la primera ola llega y golpea a la Isla azotando toda la costa, entró el agua por las cuatro esquina y la segunda la ola era más grande y cuando entra destruye edificios que están cerca del mar, hay casas, tiendas, árboles todo lo arrasa porque la tercera ola ayuda a aumentar más el agua dentro de la isla.  A las personas que estaban allí viviendo no les dio tiempo de escapar estaba todo inundado, muchas de ellas gritaban desesperada.  Algunas personas, tendidos eléctricos, los carros, los árboles, y muchos objetos eran llevado por la corrientes del mar. Fue impresionante. Yo estaba asombrada, estaba llorando y le decía al Señor. ! Señor Misericordia! detén esta tragedia; porque está pasando todo esto. ¿Qué ha hecho este pueblo? !Ten Misericordia!. Yo no entiendo que está pasando. (Continuo en llanto) Y el Señor me dice "Estos son los Juicios". Cada País será castigado por su desobediencia hacia mí; me han dado la espalda. El  desorden, la confusión y el llanto serán la orden del día. Vendrá el lloro y el crujir de diente. 
Luego veo agua por todos lados, animales muertos, personas muertas flotando boca abajo y muchos árboles caídos, casas, edificios destruidos, y muchos lugares que están cerca del mar desaparecían por completo y el Señor me decía Aguadilla desaparece, parte de Fajardo desaparece, Guaynabo, Patillas, parte de Toa baja, parte de Mayagüez no se veía, había desaparecido, una gran parte de Guayama estaba bajo el mar. Yo le he dicho a mi pueblo lo que va a pasar; a otros les he hablado para que salgan del lugar donde viven, porque ese sitio lo voy a destruir por completo. Yo Jehová guardo a mi pueblo a mis santos.
Se menea la isla, se menea lentamente, así la tengo y no me ponen atención, pero la tomo de las cuatro esquina la meneo, la hiero, la sacudiré, el llanto, el grito, angustia viene.
!Era espantoso! yo le decía al Señor Yo no quiero seguir viendo más, Padre ten Misericordia, esto es muy doloroso. (Estaba en llanto al ver todo lo que estaba pasando).

Luego me dice el Señor esto es por el pecado de brujería, santería, prostitución, homosexualidad, Ocultismo, adulterio, fornicación y me dijo muchos hijos de pastores, laicos, evangelistas son homosexuales. Muchas iglesias me han sentado y han puesto sus baales y YO ESTOY ENOJADO PORQUE EL PECADO A SUBIDO A MI PRESENCIA. YO ESTOY CANSADO. YO VOY A LIMPIAR MI CASA, MI CASA DE ORACION LA VOY A LIMPIAR, VOY A BAJAR AQUELLOS QUE ESTAN EN PECADO EN MI CASA Y EN MIS ALTARES. NO LOS QUIERO PORQUE ME HAN DESOBEDECIDO Y NO HACEN MI VOLUNTAD. ESTAN CONTAMINADOS.

Luego me hizo llevar a otro lugar y me dijo esto es San Juan allí hay una avenida larga. Yo en mi visión les grito a las personas suban hasta acá que aquí no hay agua. En ese instante hubo un gran terremoto la tierra se abrió, la avenida se abrió y dio paso para que entrará el mar y el Señor me decía: no quedará un lugar seco. No tienen escapatoria. Toda la isla sufrirá en gran manera. El aeropuerto quedó destruido, hospitales, casas, universidades, escuelas, instituciones, puentes, carreteras, tuberías de gas, tendidos eléctricos; todo estaban destruidos, muchas iglesias estaban en ruinas. Era un caos. Nadie podía entrar ni salir de la isla. También vi una plaza grande hermosa tiene unas estatuas, muchos árboles y las personas van a caminar o pasear en esa hermosa plaza y luego miré a un lado y hay una construcción antigua grande el cual tiene unos cañones grandes antiguos, desde ese lugar pude observar que se ve todo el mar,
Figure 1 El morro de P.R
La isla; es realmente hermoso y luego el panorama cambia y lo que veo es que entra el agua todo ese lugar queda inundado y veo personas muertas flotando boca abajo, árboles  caídos. Luego yo estaba en otro lugar y allí veo una gran autopista que une dos lugares cuando uno va por esa autopista que es un puente largo a la derecha y a la izquierda uno ve el mar. Observo una gran ola que cubre ese puente y lo destruye.
Quedé asombrada cuando vi una represa que colapsa y esto aumentó a que entrara más agua a la isla.
También vi una estación de refinería no estoy segura, (si es de gas) y varios tanques explotan y producen un gran incendio.
El Señor decía: !AY PUERTO RICO SI ME HUBIESES ESCUCHADO! TE LO ADVERTI MUCHAS VECES PERO NO CREISTE A MI PALABRA. Y MUCHOS DE LOS QUE ESTABAN EN MI PUEBLO NO CREYERON SE MOFABAN. Cuanto dolor, llanto, angustia, desesperación va a ver.


Luego me encuentro en un lugar donde hay muchas montañas, praderas, ríos, es muy fresco, allí me parece que viven de la ganadería, agricultura; porque hay caballos, vacas, pollos, muchos animales domésticos y hay gran vegetación. Hay muchas casas pintadas con colores fuertes y muchas casas quedan muy cerca de las montañas, también hay casas muy grandes como haciendas.  Allí la tierra es sacudida con fuerza las montañas  hacen un ruido. Entre las montañas hubo un aluvión que provocó consecuencias fatales, deslizándose a gran velocidad por las laderas, causando pérdidas innumerables entre la población, los animales, la vegetación, destruyendo tendidos eléctricos y tuberías de gas. Pude observar como el agua emanaba de la superficie de los suelos, y en algunas partes se hizo una mezcla de barro o lodo. Algunas de las viviendas y negocios locales quedaron sepultadas entre el lodo. También muchas personas y los animales corrían para salvar sus vidas, pero eran alcanzados por las grandes rocas y morían y otros quedaban atrapados entre el barro y los obstáculos que la avalancha venía arrastrando. Fue espantoso. Allí también llegó el agua y quedaba todo inundado.

Toda la Isla de Puerto Rico quedó llena de agua toda. La magnitud del Tsunami y el terremoto destruyó a Puerto Rico.
El Señor dijo sabrán que YO JEHOVA DE LOS EJERCITOS HABLE. 
 El Señor lloraba y decía: !Ay, ay Pueblo! como van a morir muchos y yo les he dado tiempo para que vengan al arrepentimiento y no quieren venir es su decisión es su mala decisión y van a perecer...
Como me duele que se pierdan como me duele ver que están tomando malas decisiones y no desean escoger mis caminos y perecen, perecen, y después no hay vuelta atrás. Van a llorar por la eternidad. No escuchas y desatiendes mi llamado. !Ay ayayay que muchos, muchos desobedientes van al abismo, que muchos van por el mal camino, perdiendo su salvación. Muchas personas me prometen y me prometen y no cumplen. Yo los oigo como prometen y prometen y no cumplen.(Tú SABES DE LO QUE ESTOY HABLANDO). Son promesas, promesas y no cumplen y hay otras personas que solo son piedras de tropiezos para otros. Pero yo estoy mirando, yo veo todo, yo doy rondas, me paseo. Ay mi pueblo como los veo y los escucho.

Se  creen que saben, y ellos dan su opinión, hablan de aquí para allá. Ay, ayayay verán y verán en el tiempo. Yo Soy quien los muevo como Yo quiero. Porque Soy Yo quien los altero y los hago aturdir; verán las lágrimas en este País, verán el llanto en este País, lo verán.

Como los voy a sorprender, los sorprendo.  Yo estoy viendo todo lo que han comprado para sus festividades en estos tiempos; les he dicho GUARDEN, GUARDEN ALIMENTO, AGUA, GUARDEN MEDICAMENTOS y muchos no lo han hecho y dicen es que no me alcanza el dinero; pero están comprando cosas innecesarias cosas que no van a usar, como son de desobedientes y tercos. Pero van a llorar por no tener, y se enojarán en gran manera por no tener;   !Ay! pero NO GUARDARON, No Obedecieron y se enojarán conmigo.
Ay mi pueblo como vas a sufrir a causa de la desobediencia y tu deslealtad conmigo. Viene, viene, viene, llanto viene el !ay, ay!.
Pero yo cuido al que me es FIEL, a mis ungidos yo les coloco un cerco y en el cual coloqué aceite y lo he puesto alrededor de sus casas y los cuido; a ellos les he dado esa promesa y la cumpliré.
A muchos que han estado tibios los traeré, los voy a traer con lazos de amor a la mala o a la buena los voy a traer porque yo soy Jehová y estoy recogiendo a los míos.
Coloquen aceite en los dinteles de las puertas de sus casas. El aceite será puesto en los dinteles de las puertas y el ángel de la muerte y destrucción no podrá destruir los hogares. Recuerden que el pueblo de Israel puso la sangre en los dinteles de sus puertas, asi Uds pondrán el aceite en sus dinteles de sus puertas donde la muerte, no podrá traer destrucción en el nombre de Jesucristo esto es con Fe, y ud. debe vivir una vida en obediencia a Dios. Cuide de No estar viviendo doble vida, porque será castigado.
El Señor lloraba y decía: !Ay, ayayay! Cómo lloro por Puerto Rico. !Cómo me duele mi Isla Amada! vendrá el dolor y el llanto vendrá el luto a la isla.
Mucho, muchos morirán. Pasarán días, meses, y todavía no se sabrán cuantos son los desaparecidos.
Que pocos van a quedar en esa Isla no se imaginan lo grande y doloroso que será !!No!!,  !!No!....!No se lo imaginan!!
Como satanás a cautivado las mentes de los jóvenes; que tanta muerte ha habido en estos últimos meses, que tanto dolor. Las madres gritan y lloran por la ausencia de sus hijos que yacen muertos por la delincuencia. Que tantas mujeres maltratadas y abusadas mueren día a día...Que tantos niños han muertos por el abuso infantil ...ayyyy Puerto Rico como estás sufriendo por tu desobediencia y tu mal proceder..

Puerto Rico te hacías llamar LA ISLA DEL ENCANTO cuando llevaban mi Palabra a otras naciones.
Ahora como le sirves a baales te has dejado cambiar el nombre y te haces llamar LA ISLA DEL ESPANTO. Son muy pocos lo los que son fieles, son muy pocos los que están firmes, ellos oran día y noche.
Te vestirás de luto Puerto Rico, y tus gritos serán de dolor y espanto.
DIOS QUIERE HUMILLACION!!HUMILLATE!!  HUMILLAOS DELANTE DEL SEÑOR, Y EL OS EXALTARA.  Santiago 4:10.- Porque no es a nuestra manera, sino a la manera de Dios. El quiere más oración doblando rodillas. Hermanos la oración cambia todo. Dios desea ayunos. Los ayunos es un ejercicio espiritual que agrada a Dios y que trae crecimiento y fortaleza, sabiduría y madurez espiritual y grandes victorias y batallas a quienes lo acostumbran. Allí nosotros también nos humillamos delante de Dios.
En Isaías 58:5, el profeta describe el ayuno como un día en que “el hombre aflige su alma”.
La Biblia dice: “Al corazón contrito y humillado no despreciarás tu, oh Dios”. Salmos 51: 17. Dios oirá y responderá a nuestro clamor cuando vengamos delante de El en humildad y quebrantamiento, reconociendo nuestra condición en arrepentimiento.
OREMOS POR PUERTO RICO, OREMOS POR CADA NACION. HUMILLEMONOS DELANTE DE DIOS DE CORAZON.
Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra. Mantendré abiertos mis ojos, y atentos mis oídos a las oraciones que se eleven en este lugar. Desde ahora y para siempre escojo y consagro este templo para habitar en él. Mis ojos y mi corazón siempre estarán allí. 2 Crónicas 7:14-16.
Al final de la visión el Señor me mostró que habían quedado varios Templos que sus estructuras no les había pasado nada. Y me dijo ESTOS TEMPLOS YO LOS GUARDE, LOS CUIDE PORQUE ALLI LA IGLESIA ESTA EN UNA SANA DOCTRINA ESTAN EN LA SENDA ANTIGUA, COMEN DEL MANA FRESCO; LOS PASTORES SE CUIDAN PARA MI Y CUIDAN MI REBAÑO CON CELO Y AMOR.  ESTOS TEMPLOS SERVIRAN DE HOSPITALES, CURARAN LAS HERIDAS FISICAS Y TAMBIEN LAS ESPIRITUALES DE MUCHAS PERSONAS QUE LLEGARAN ALLI. BUSCARAN DE DIOS.


Amados hermanos esta visión la tuve una madruga a las 3am y terminó a las 5 am yo quedé toda nerviosa, muy sensible, lloraba a cada momento y pensaba que en cualquier momento iba a suceder esta tragedia. Tuve días sin comer y me tuve que quedar en cama unos días de reposo. Cada vez que la contaba pasaba todo el día llorando. Nunca había tenido una visión tan fuerte donde veía tantos muertos, niños, jóvenes, adultos, ancianos.
Dios tenga Misericordia.

 Dios les bendiga,

Su hna. en Cristo Atalaya
Recibi este testimonio de mi Hna em P.R. Es un poco controversial. Les solicito sus comentarios al respecto. Gracas! Dlbm!

Thursday, November 25, 2010

La blasfemia contra el Espiritu Santo




Por eso os digo: todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu Santo, no será perdonada. (Mt 12:31)

LAS FORMAS DE BLAFEMIAS.

Se puede blasfemar de diferentes formas y en contra de varias cosas como de Dios.
1. De Dios (1 Sam 3:13, Ap 16:11),
2. De la Palabra de Dios (Ti 2:5),
3. De la doctrina (1 Ti 6:1),
4. Del Camino a la Verdad (2 Pe 2:2),
5. De las potestades superiores (Jud 8, Ap 13:6)

y toda blasfemia puede ser perdonada si la persona se arrepiente (Mr 3:28, Lc 12:10), pero si no lo hace, experimentará Ia condenación eterna.

Blasfemia viene de una raíz griega que significa vilipendio =
Contra Dios, blasfemia, maldición, maledicencia, herir, hacer daño, difamatorio, contra Dios.
Blasfemar es maldecir el nombre de Dios (1 Rey 21:10),
À. Hablar en contra de Dios o de lo sagrado (Hch 6:13),
B. Es atribuirle a Satanás las obras que hace el Espíritu de Dios, cuando es convincente que es Dios el que está actuando (Mt 12:24),
C. Es voltearse en contra del Espíritu Santo después de haberlo recibido (Hc 6:4-8),
D. Es imitar una obra inspirada a otro por el Espíritu Santo mintiendo, para ser visto o admirado (Hch 5:3) y no sentir arrepentimiento por ello.

La blasfemia es un proceso de involución, en el cual, el corazón del hombre se va endureciendo y alejando del Señor hasta llegar al punto de apostatar y aborrecer todo lo que tiene que ver con Dios.
La blasfemia contra el Espíritu Santo no es el simple hecho de hablar mal contra Dios sino es un proceso en el cual se ha enojado, apagado, contristado, mentido, tentado, resistido y por último blasfemado al Espíritu Santo con el cual fuimos sellados y por el cual somos guiados, consolados, redargüidos y santificados. En esta condición, el Espíritu se aparta y se vuelve enemigo del blasfemo

LAS GRADAS DE LA BLASFEMIA.
Enojar al Espíritu Santo
(Is 63:10).
Mas ellos fueron rebeldes e hicieron enojar su Santo Espíritu; por lo cual se les volvió enemigo; y El mismo peleó contra ellos...
Enojar (hebreo atsab significa preocuparse, dolor o cólera, pervertir, pesar, triste, dañar, enojar, herir, entristecer).
Esto sucedió cuando el pueblo de Ismael se rebeló en contra de Dios. La palabra rebelarse (hebreo mará que significa hacer amargo o desagradable, rebelarse. resistir, provocar, aborrecer, cambiar, ser

desleal, enojar, irritar). Este es el primer paso en el cual si alguien cae, pero se arrepiente, confiesa y se aparta, alcanza misericordia, de lo contrario seguirá involucionando.
Apagar al Espíritu Santo
"No apaguéis al Espíritu " (1 Te 5:19)
Apagar (griego sbennumi que significa extinguir, literal o figurativamente apagar).
La Biblia dice que el espíritu del hombre es lámpara a Jehová, con la cual escudriña lo profundo de su ser (Pr 20:27). Esa era la primero Llenura del Espíritu.
Àƒ Para mantenerla era necesario llenarse constantemente de Él.

Contristar al Espíritu Santo
y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. " (Ef 4:30).
Contristar (griego lupéo significa afligir, estar triste. angustiar, causar tristeza, molestia, dolor).
Esta condición se alcanza cuando en vez de crecer en el proceso de regeneración y despojarnos del viejo hombre, se comienza a vivir una vida conforme al mundo y sus deseos engañosos.

Mentir al Espíritu Santo

"Pedro dijo: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para mentir al Espíritu Santo, y sustraer parte del precio del terreno? " (Hch 5:3).
Mentir (griego pseudomai que significa pronunciar una falsedad o intentar engañar mediante falsedad, mentir),
En esta condición se cae como consecuencia de no despojarnos de la mentira, que es parte del viejo hombre y obra de la carne, permitiendo que Satanás llene completamente el corazón concibiendo engaños tan grandes como el de mentirle al Espíritu Santo. Ananías quiso engañar a los hombres con el objeto de que creyeran que era espiritual y que era digno

de ser admirado e imitado. Amó más la gloria de los hombres que la de Dios y olvidó que a Dios nadie lo engaña (Ga 6:7).
Tentar al Espíritu Santo
"Entonces Pedro le dijo: ¿por qué os pusisteis de acuerdo para tentar al Espíritu del Señor?... " (Hch 5:9)
Tentar (griego peirázo que significa incitar, disciplinar, provocación, examinar, tentar).
La Biblia dice en el libro de Santiago que nosotros somos tentados cuando de nuestra propia concupiscencia somos arrastrados (St 1:15).
También nos dice que Dios no puede ser tentado porque El es Santo (St 1:13). Entonces el intentar hacerlo es una ofensa grave. Una manera de tentar a Dios es como Satanás trató de incitar a nuestro Señor Jesucristo cuando le dijo que se tirara del pináculo porque Dios enviaría ángeles para socorrerlo, pero la respuesta divina fue "escrito está: no tentarás al Señor tu Dios." (Mt 4:7).
También los fariseos tentaron al Señor con preguntas engañosas para ver como actuaba, pero el Señor siempre les contestó con sabiduría y los dejaba callados y asombrados al punto de decir que no volverían a hacerle más preguntas porque jamás habían oído hablar a hombre alguno como El. (Jn 7:45-46).
Existen varias formas de tentar a Dios, entre ellas está el probar a Dios para ver si tiene poder para hacer algo, como en el caso del pueblo de Israel cuando pidió pan (Sal 78:18-20).
Otra forma es pidiendo gustos personales como cuando Israel pidió carne y aunque el Señor se la dio, hubo una mortandad dentro del pueblo a causa la tentación.
Otra manera es pedir señales para comprobar que Dios tiene poder, como en el caso de los escribas y fariseos que demandaron señales (Mt 12:38-39).
Àƒ Entre los antídotos contra la tentación tenemos la fe por medio de la cual creemos que Dios es poderoso, que es fiel.


Resistir al Espíritu Santo
'!Duros de cerviz e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros. " (Hch 7:51).
Resistir (griego Antipipto que significa oponerse, resistir).
Son aquellas personas que no sólo se oponen al Espíritu Santo sino que matan a aquellos que anuncian las buenas nuevas de salvación y que han caído en dureza de cerviz. Son incircuncisos de corazón y de oídos, que resisten siempre al Espíritu Santo.
Àƒ La única solución en esta condición es arrepentirse, humillarse y someterse bajo la mano poderosa de Dios.

Hasta aquí el proceso de un apóstata es de ser reversible, siendo perdonado por lo que en ignorancia o voluntariamente haya hecho, porque Dios siempre es amplio en perdonar.
Blasfemar contra el Espíritu Santo
.pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo no tiene jamás perdón, sino que es culpable de pecado eterno." (Mat 3:29).
Este es el último paso del proceso de involución ya que cuando una persona llega a esta condición, ya no puede arrepentirse pues ha caído en una apostasía irreversible y el Espíritu Santo ya no produce arrepentimiento, lo cual hace imposible que sea restaurado (Heb. 6:1-4) Sin duda antes de llegar a esta terrible condición, Dios da oportunidades de arrepentimiento las cuales debemos aprovechar para que nuestro corazón no sea endurecido y entenebrecido.

(Los datos fueron tomados del Estudio del Apóstol Sergio Enríquez “La blasfemia contra el Espíritu Santo)

Tuesday, November 23, 2010

Las cenizas de la vaca roja


Las cenizas de la vaca roja
Son un tipo que representa la redención eterna que Cristo realizó



Juan 1:29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: ¡He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!


Números 19 es un capítulo muy peculiar en el Antiguo Testamento. Las cenizas de la vaca roja son un tipo que representa la muerte vicaria del Señor Jesús por nuestros pecados. Ahora bien, después de haber sido degollada fuera del campamento, la vaca era incinerada. La piel, la carne, la sangre restante y hasta el estiércol, todo era quemado; es decir, la vaca era incinerada en su totalidad. Mientras era quemada, el sacerdote añadía al fuego madera de cedro, hisopo y escarlata.

¿Qué representan la madera de cedro y el hisopo? En 1 Reyes 4:33 se nos dice que Salomón disertó sobre todos los árboles, “desde el cedro... hasta el hisopo”. Así pues, al hablar del cedro y el hisopo se denota la totalidad de los árboles, con lo cual se hace referencia al mundo entero. ¿Y qué representa el color escarlata? La palabra escarlata también se puede traducir “grana”. En Isaías 1:18 dice: “Si vuestros pecados fueren como la grana, / Como la nieve serán emblanquecidos”. Por tanto, el color escarlata representa, en este caso, nuestros pecados. Quemar juntos el cedro, el hisopo y la escarlata indica que los pecados del mundo entero fueron puestos sobre la vaca roja cuando esta fue ofrecida a Dios.

Vemos aquí una representación fidedigna de la cruz. El Señor Jesús se ofreció a Sí mismo a Dios. Él abrazó todos nuestros pecados. Todos estaban allí desde los más graves hasta los más triviales, tanto los pecados pasados como los pecados presentes y futuros, tanto aquellos pecados de los cuales el hombre ha tomado conciencia y para los cuales busca el perdón, como los pecados de los cuales no ha tomado conciencia todavía. Todos los pecados fueron puestos sobre la vaca roja y todos ellos fueron quemados junto con ella.
Hebreos 10:10 Por esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

Hebreos 10:12 Este, en cambio, habiendo ofrecido un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado para siempre a la diestra de Dios.

Esto es precisamente lo que hace que este sacrificio de la vaca roja sea tan especial. (En Números 19) Después de quemar la madera de cedro, el hisopo y la escarlata junto con la vaca, se recogían las cenizas y se guardaban en un lugar limpio. Más tarde, si alguno de los israelitas tocaba algo inmundo y se contaminaba delante de Dios, una persona limpia mezclaba el agua de purificación con las cenizas y las rociaba sobre la persona contaminada, quitando así la inmundicia. En otras palabras, las cenizas eran usadas para quitar inmundicias. Estas cenizas estaban preparadas para el futuro, eran destinadas a quitar las impurezas en un tiempo futuro. Así pues, la vaca roja era consumida por el fuego, no para limpiar pecados pasados, sino con miras a quitar la inmundicia que pudiera detectarse en el futuro.

Esto nos muestra otro aspecto de la obra realizada por el Señor Jesús. En este aspecto, la obra realizada por el Señor Jesús es semejante a la obra que era realizada por las cenizas de la vaca roja. Las cenizas representan la eficacia de la redención que efectuó el Señor Jesús. Estas cenizas incluyen los pecados de todo el mundo, e incluyen, además, la sangre provista para quitar dichos pecados. Así pues, cuando una persona se contaminaba o tocaba alguna cosa inmunda, no se necesitaba matar otra vaca roja para ofrecerla a Dios. Únicamente se debía tomar las cenizas de la vaca que ya había sido ofrecida, mezclarlas con agua corriente, y rociar dicha mezcla sobre el cuerpo de la persona inmunda. Esto quiere decir que no es necesario que el Señor haga nada nuevamente. Su redención ya ha logrado todo lo que era necesario lograr. Así, Él ha hecho provisión para toda inmundicia futura y los pecados futuros. Todo lo necesario ha sido plenamente logrado por medio de Su redención.
Hebreos 9:12-14 Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por Su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, obteniendo así eterna redención. Porque si la sangre de los machos cabríos y de los toros, y las cenizas de la becerra rociadas a los contaminados, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a Sí mismo sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de obras muertas para que sirvamos al Dios vivo?

En la Biblia , las cenizas denotan que algo ha alcanzado su estado final. Ya sea que se trate de un toro o un cordero, después que es quemado, su estado final será cenizas. Así pues, las cenizas son muy estables. Las cenizas no pueden corromperse y convertirse en algo distinto. Las cenizas de la vaca roja representan la eficacia eterna e inmutable de la redención del Señor.

La redención que nuestro Señor logró en beneficio nuestro es sumamente firme y estable. Las cenizas de la vaca roja representan la redención que el Señor proveyó para nosotros, la cual podemos aplicar hoy en día, en cualquier momento. Si un creyente comete el error de enredarse, incidentalmente, en algo inmundo y se contamina, no necesita pedirle al Señor que vuelva a morir por él. Únicamente necesita confiar en la eficacia eterna e incorruptible de las cenizas y rociar su cuerpo con el agua de vida, y será limpio. En otras palabras, las cenizas de la vaca roja indican que la obra de la cruz, consumada en el pasado, es susceptible de ser aplicada hoy, y se encuentra a nuestra disposición en cualquier momento. Además, la cruz es eficaz para satisfacer toda necesidad que pudiéramos tener en el futuro. Estas cenizas son específicamente para ser usadas en el futuro. Se requiere de una sola vaca roja, la cual deberá ser consumida por el fuego una sola vez, pues sus cenizas bastan para abarcar toda la existencia de una persona. ¡Gracias al Señor porque Su redención es suficiente para toda nuestra vida y porque Su muerte quitó todos nuestros pecados!

Sunday, November 21, 2010

EL JUICIO FINAL





Escrito por David Wilkerson

El apóstol Pablo, uno de los más fieles servidores de Dios, tenía tres motivaciones importantes detrás de su fidelidad: Esperanza, amor y temor.

Pablo tenía una bendita esperanza de vida eterna que lo motivaba a ser fiel; tenía también un gran amor por Cristo, en 2ª. de Corintios 5:14 dice: “Porque el amor de Cristo nos constriñe” dando a entender que lo impulsaba a permanecer fiel a Dios; pero, la fidelidad de Pablo también estaba motivada por otra cosa, el temor reverente que le producía pensar en aquel día, en que iba a estar ante el Juez del mundo en el Día del Juicio.

Hoy, la gran mayoría de los cristianos sólo poseen las dos primeras motivaciones. Cada creyente confiesa tener esperanza de vida eterna. Muchos dicen con toda sinceridad. “Yo conozco y amo a Jesús con todo mi corazón”, pero lo que está faltando en la Iglesia de Jesucristo en estos últimos días es esa tercera motivación: La tremenda realidad de que un día estarán ante el Dios Santo y tendrán que dar cuenta de cada una de sus acciones, pensamientos y motivos. [Muy pocas veces y eso si lo hacemos, pensamos en aquél Día del Juicio].

Es esta verdad de que ha de llegar el Día del Juicio, la que produce creyentes serios y santos. Los que evitan pensar en ello son usualmente fríos, descuidados e indulgentes.

Sin embargo, en algún momento quizás no muy lejano, cada persona se presentará en el lugar del Juicio para ser juzgado por Jesucristo: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo” [2ª. Corintios 5:10] “De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí”. [Romanos 14:12]. En este mismo momento, los ángeles están ya listos para recibir la orden de Jesús para reunir de todos los rincones de la tierra, tanto a los inicuos, como a los justos. “Enviará el hijo del hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad.” [Mateo 13:41]

Todos los ricos, famosos y poderosos de todas las épocas serán traídos y se presentarán ante Él: “Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos... se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquél que está sentado sobre el trono, y de la ira del cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿Y quien podrá sostenerse en pie?” [Apocalipsis 6:15-17]

Hay una actriz famosa que habla constantemente de la reencarnación, asegura que ha vivido muchas vidas y que cuando muera, regresará a la tierra en otro cuerpo. ¡Qué terror les espera a ella y a sus seguidores! Un ángel del Señor será enviado a sus tumbas, uniendo cuerpo y alma. Repentinamente descubrirán que no hay otra vida. En lugar de eso, serán llamados por el Juez a la última corte, una corte sin apelaciones. Y la única vida después de está vida, será la eterna condenación para todos los que lo rechazaron.

Ciertamente, los ángeles reunirán toda la “cizaña” los pecadores e inicuos y los arrastrarán en manojos para quemarlos. [Ver Mateo 13:40,30]. Ellos no vendrán voluntariamente, sino gimiendo, llorando y crujiendo los dientes.

DIOS TIENE REGISTRADO EN LIBROS LO QUE CADA ALMA HA VIVIDO, DESDE ADAN

Dios guarda por escrito cada acción de toda persona, cada uno de sus pensamientos, palabras y obras. Los motivos del cristiano están en un “libro de registro”, el Libro de la Vida. En el día del Juicio, Cristo recordará a todos los que están en ese libro:

“Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito el libro de memoria delante de Él para los que temen a Jehová... Y serán para Mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.” [Malaquías 3:16-17]

Si usted ama a Jesús con todo su corazón y está purificado por Su sangre, entonces su nombre está inscrito en el Libro de la Vida. Los tales no tienen porque temer a este mensaje; de hecho, debe traer gran gozo a su corazón lo que Dios tiene planeado para los que le aman.

Pero existe el Libro, y aparte están los libros. La Biblia dice que cada persona tiene su propio libro, donde se encuentra escrito cada acontecimiento de su vida en la tierra. “Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo... Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y otro libro fue abierto... y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.” [Apocalipsis 20:11-13]

Los malvados y los inicuos serán juzgados por todo lo que está escrito en esos libros, uno por uno, ante el Juez de toda la tierra.

Las Escrituras dicen que cada persona tendrá un cuerpo resucitado en ese tiempo. Los pecadores tendrán un cuerpo “Preparado para destrucción.” [Romanos 9:22]. Pero a los santos les será dado un cuerpo nuevo, como el del Señor. Cuando termine el Juicio, el Cordero se levantará de Su trono y guiará a Su rebaño al paraíso eterno.

Sin embargo, antes que el Juez haga esto, Él nos llamará a Su lado mientras juzga a los malvados: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como Yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en Su trono.” (Apocalipsis 3:21). Jesús nos dirá a nosotros: Vengan siéntense a mí derecha mientras el Juicio procede.

TRATE DE IMAGINAR EL ESCENARIO MIENTRAS COMIENZA EL JUICIO

Hitler gritará con agonía mientras el Juez le dice a Sus ángeles que lean la lista de los nombres de cada judío que asesino. Seis millones de nombres; los de cada hombre, mujer y niño que mato. Cada grito será repetido, cada clamor desde los hornos se escuchará nuevamente. Todos sus verdugos compartirán su terror.

Después pasara él ejército de doctores y enfermeras que ayudaron a abortar, de pie ante el Juez, temblaran conforme escuchen la lista de los nombres de millones de bebés. Dios tiene un nombre para cada uno, porque de acuerdo con las Escrituras ellos fueron conocidos desde la eternidad. [Ver Jeremías 1:5]. Cada grito dentro del vientre será vuelto a oír, mientras los doctores que cometieron estos actos asesinos tendrán que estar de pie escuchando. Cada madre que permitió que su bebé fuera asesinado verá la vida que Dios había planeado para su hijo y como se la robó. El Juez expondrá todo.

Luego pasarán los que “descuidaron su salvación”. [Ver Hebreos 2:3]. Ellos estarán muy espantados, no creyendo estar numerados entre los transgresores. Se oirán sus clamores: “Nosotros fuimos a la iglesia, diezmábamos. Te llamamos por tu nombre. No éramos malvados”. Pero el Juez dirá: “Todas nuestras justicias como trapo de inmundicia.” [Isaías 64:6]. Otros dirán: “Nosotros echamos fuera demonios, sanamos a los enfermos. Hicimos obras grandiosas en tu nombre.” Pero el Juez contestará: “Os digo que no sé de donde sois; Apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.” [Lucas 13:27]

Un ángel se parara en medio de ellos, repitiéndoles las Escrituras que ellos escucharon durante su vida: “No atendieron con diligencia las cosas que oyeron” [Ver Hebreos 2:1).

También ante el trono estarán muchos otros rostros que recuerdo, no conozco sus nombres; sólo recuerdo el odio que vi en sus caras y las terribles blasfemias que salían de sus labios: Son las caras de tres lesbianas, viéndome fijamente al frente de un edificio de oficinas en Manhattan. La “operación rescate” estaba evangelizando ante una clínica de abortos. Y esas tres muchachas gritaban y maldecían: “Saquen su basura de Cristo de las calles. Tomen a su Jesús y métanse nuevamente en sus hoyos”.

Es la cara del doctor que abortaba, el hombre que hizo una fortuna matando a niños no nacidos. El levantó el puño amenazando a los cristianos, las venas de su cuello estaban hinchadas, y el odio llenaba sus ojos. Y en alta voz gritaba; “Voy a agarrarlos por esto, los voy a demandar. Ustedes me la pagarán.”

Están asimismo las caras de los homosexuales llenos de lujuria desfilando por el Círculo de Colón durante el desfile “Orgullo Homosexual” en Nueva York hace dos años. Yo estaba observando cómo 250,000 activistas homosexuales marchaban. El solo hecho de ver a alguien cargando una Biblia causó que se levantaran coros burlones: “!Jesús fue homosexual. Dios es homosexual!” y perversas rimas:

“Somos maricones y aquí estamos Cuiden a sus hijos Que por ellos vamos.”


No fueron las palabras blasfemas o la increíble arrogancia lo que me afectó, fue el odio por Cristo, la mirada que decía que si Jesús estuviera allí ese día, con gusto lo hubieran clavando del árbol más cercano al Parque Central.
Sin embargo, de pronto estarán ahí ante el trono del juicio, agrupados en un montón, paralizados con agonía y temor. Es el día de la ira y la venganza de Dios. Ahora, conforme cada libro es abierto, y cada acto vil es leído en voz alta, ¿Qué ha sucedido con sus burlas? ¿Dónde están ahora sus atrevidas blasfemias a lo más sagrado? ¿Dónde quedaron sus gritos?

Recientemente prediqué en la universidad de Yale, cuando un grupo de activistas homosexuales entraron con pancartas tratando de interrumpir la reunión. Mi sermón era sobre el infierno y conforme yo hablaba, un silencio solemne del Espíritu Santo se hizo en el lugar. El silencio era tan abrumante que un reportero dijo: “Parecía que hasta mi lápiz hacía ruido”, los homosexuales no se movían, estaban paralizados. En ese momento entendí cómo será para ellos el día del Juicio, cuando tengan que estar delante del Señor Jesucristo.

Las Escrituras declaran: “Por tanto, no se levantarán los malos en el Juicio.” [Salmo 1:5] Vea ahora a otros temblando ante el trono del Juicio: Los jueces que permitieron que niños no nacidos fueran asesinados. Profesores universitarios ateos, que llenaron a toda una generación de aversión y odio por Cristo. Políticos mentirosos que quitaron la oración y a Dios de nuestra sociedad. Presidentes sin Dios, dictadores y líderes de mucha gente. Actores y directores de cine que blasfeman contra Cristo. Artistas que despreciaron su obra, pintando la cruz sumergida en un excusado. Banqueros, gente de negocios, ricos, los que en un tiempo se mostraban orgullosos y nunca tuvieron tiempo para Él. Ahora, ¿Qué estarán haciendo?

Allí estarán parados, oyendo y esperando su turno, escuchando al Angel del Señor clamar entre ellos: “Sabed que vuestro pecado os alcanzará.” [Números 32:23]

EL JUEZ LLAMARA TESTIGOS

El Juez, Jesucristo, llamará testigos. Ellos testificarán ya sea por usted o en contra de usted.

1.- El primer testigo es la Palabra de Dios: “El que me rechaza, y no recibe Mis palabras, tiene quien le juzgue; la Palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.” [Juan 12:48]

Tendrán que dar cuentas de cada sermón, cassette o canto evangelístico escuchado; de cada versículo de la Biblia o folleto leído. Jesús dice: Cada palabra que Yo te he hablado te juzgará en ese día. Mi Palabra será testigo.

2.- Se levantarán testigos tales como los hombres de Nínive, los hombres de Sodoma y la reina de Sabá. Jesús dice: “Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con ésta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás, y he aquí mas que Jonás en este lugar. La reina del Sur se levantará en el Juicio con esta generación, y la condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí mas que Salomón en este lugar.” [Mateo 12:41-42]

Cuando usted esté ante el Juez y su libro sea abierto, la vasta multitud de ninivitas vendrán al frente. Los que murieron en el holocausto de Sodoma y Gomorra vendrán al frente, así como los de Tiro y Sidón. Esos malvados lo rodearán, asombrados de la gran lista de oportunidades que usted tuvo de recibir la Palabra de Dios: Biblias, cassettes, radio, televisión, maestros, amigos, familia, etc., clamarán: El juicio de éste hombre debe ser peor que el nuestro. ¿Cómo pudo rechazar tantas oportunidades y negar tanta Luz? Nosotros no tuvimos una Biblia, ni recordatorios constantes, ninguna segunda oportunidad. Y él la tuvo.

Jesús dice que Sodoma se hubiera arrepentido si hubiera escuchado lo que usted ha escuchado: “Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy” [Mateo 11:23]. Los hombres de Sodoma se hubieran vestido de cilicio y ceniza si hubieran escuchado un fragmento de la predicación evangelística que usted ha escuchado.

3. Predicadores y pastores serán llamados como testigos: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones” [Mateo 24:14]

Nosotros los pastores tendremos que estar parados y testificar de su asistencia a la casa de Dios. Usted escuchó la predicación del Evangelio de Cristo. Deberemos testificar ante el Juez de toda la tierra, cada verdad que usted escuchó ya sea a su favor, o en su contra.

QUIZAS LAS ALMAS MAS DESGRACIADAS QUE ESTARAN ANTE EL JUEZ, SERAN ESAS QUE LA BIBLIA LLAMA “SIERVOS INUTILES”

Estos eran los siervos, es decir, los que se decían a sí mismos por el nombre del Señor. Mientras preparaba este mensaje, éste era el grupo que más me preocupaba. El “Siervo inútil” es el que “escondió” su talento, el que fue demasiado flojo como para invertir su vida y tiempo en los intereses de Dios, y “descuido” Sus cosas. Estos son, el típico hombre o mujer, siempre ocupados, que venían a la casa de Dios una vez por semana para mantener la apariencia de religión. Sin embargo, he aquí lo que el Señor dice de ese servicio flojo y mediocre: “Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses... Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.” [Mateo 25:26,27,30]

¡Cuánto lamentará el siervo inútil en el momento que se abra su libro! El Juez mostrará al mundo cuanto tiempo y esfuerzo utilizó para hacer dinero, buscando seguridad personal, haciendo crecer sus cuentas bancarias, preocupándose, ignorando a su familia, olvidando a Dios y abandonando la asamblea de los creyentes.

En ese día Dios traerá delante de él las veces que despreció las reuniones de la Iglesia; toda actividad perezosa y centrada en sí mismo. Entonces, ante los ojos de este siervo aparecerá todo lo que se dedicó a acumular: casas, carros, muebles, ropa, joyas, valores, etc.

Repentinamente, de los ojos del Juez aparecerá un rayo: El fuego de un Dios que ha sido despreciado y enciende todo como una bomba de Hidrógeno. Parado ante el Juez habrá un ángel, y en las manos del ángel un montoncito de polvo. El Señor volteará hacia el siervo inútil y dirá: “Esto es el valor total de los negocios que hiciste durante tu vida. Yo te necesitaba, pero me abandonaste. Me diste tan poco de tu tiempo, hasta que al final me sacaste de tu vida completamente. Desperdiciaste tu vida por un puñado de polvo, a pesar de que fuiste advertido que se quemaría como paja en el horno.”

¡Oh, cómo se arrepentirá en aquel día, el hombre que no tuvo tiempo para Dios! El asiste al servicio obligatorio del domingo en la mañana con su esposa e hijos, porque “es lo correcto”, pero no tiene un corazón para Dios. Nunca se le ve en las reuniones de oración o disfrutando de un verdadero compañerismo con los santos, animando y siendo animado en el Señor, como la Palabra lo ordena.

Sin embargo en el Día del Juicio, el Juez dirá: “Tomen a ese siervo inútil y échenlo fuera de Mi presencia. Su corazón no esta conmigo; nunca lo ha estado, dejó su primer amor hace mucho tiempo; no quiso que yo fuera el amor de su corazón, pues si así fuera, en todo momento de su vida yo estaría en su mente, en su negocio, en su familia, en todos sus hechos. Él hubiera puesto Mis intereses sobre todas las cosas. ¡Oh quién no tendrá temor el Día del Juicio!

¿QUÉ SIGNIFICA EL DIA DEL JUICIO PARA LOS VERDADEROS HIJOS DE DIOS?

Lo primero que hará el Juez será separar sus ovejas de entre las cabras. El no permitirá que sus justos estén contados entre los pecadores, en lugar de eso, llamará a Sus ángeles para que reúnan su manada a Su mano derecha:

“Y serán reunidas delante de El todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo” [Mateo 25:32-34]

La Biblia es muy clara cuando dice que aquellos que permanecen en Cristo y esperan su venida, tendrán valor y confianza en ese día:

“Y ahora, hijitos, permaneced en Él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en Su venida no nos alejemos de Él avergonzados” [1ª. Juan 2:28]. “En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del Juicio; pues como Él es, así somos nosotros en este mundo”. [1ª. Juan 4:17]

¿Cómo puede alguien tener tal gozo y confianza en el Día del Juicio? La respuesta es sencilla: porque el Hijo de Dios conoce al Juez como: Su amigo, hermano, redentor, Señor, abogado, intercesor, el amor de su corazón, su vida misma.

Hay una prueba que le mostrará si está usted o no preparado para ir al Juicio como oveja del Señor: con gozo, valor y confianza. La Biblia dice: “Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados” [1ª. Corintios 11:31]

¿Está usted dispuesto a juzgarse a usted mismo?

Si lo está, hágase estas tres preguntas:

1. - ¿Desea usted, y espera la venida del Señor? ¿Está usted deseoso de su venida? ¿Está usted soñando con el día que Él aparecerá?

“Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” [Tito 2:13] “Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman Su venida”

[2ª. Timoteo 4:8]

Este mundo no es nuestro hogar. Pero yo le pregunto: ¿Está usted echando raíces en este mundo?, ¿Está usted arrancando las raíces en este mundo? o ¿Está usted arrancando las raíces orando: “Jesús mantén mi corazón despierto”?

“Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios... Por lo cual, oh amados, estando en espera de éstas cosas, procurad con diligencia ser hallados por Él sin mancha e irreprensibles, en paz.” [2ª. Pedro 3:12,14[

Jesús dijo: “Negociad entre tanto que vengo.” (Lucas 19:13). Todos debemos de continuar con nuestra vida diaria y nuestro trabajo. Pero en cada momento de nuestro día, nuestros corazones deben de clamar, “Sí, ven, Señor Jesús.” [Apocalipsis 22:20]

2. - ¿Son sus enemigos los enemigos de Dios? ¿Está usted en la batalla contra los que se oponen a Dios? ¿Ha hecho suya la batalla de Él en contra de la carne, el mundo y el diablo? o ¿Ha dejado usted la batalla en las manos de otros miembros del cuerpo de Cristo?

Si usted se va a parar ante el mundo y juzgar a los enemigos de Dios el Día del Juicio, usted tiene que hacerlos sus enemigos ahora. David dijo: “¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, y me enardezco contra Tus enemigos? Los aborrezco por completo; los tengo por enemigos.” [Salmo 139:21-22]

Sí, Jesús dijo que debíamos de amar a nuestros enemigos. Pero, ¿Qué de sus enemigos, esos que le odian, rehusan su gracia y misericordia, y difaman su nombre y lo arrastran por el lodo? Nosotros no debemos odiar a los hombres, sino que debemos aborrecer el pecado que está en sus corazones y los poderes demoniacos que los gobiernan. Debemos odiar la maldad que hay en el mundo.

Sin embargo, dice usted en su corazón: “Este mundo siempre ha sido malvado, y cada día se pondrá peor, ¿Yo que puedo hacer? Por lo menos mantendré limpios mis vestidos ante Dios.” ¡No! No es así, todos estamos en la batalla. Las puertas del infierno vienen en contra de la Iglesia de Jesucristo en estos últimos días como nunca antes. Usted no puede permanecer neutral.

Dios está llamando: “¿Quién se levantará por Mí contra los malignos?” [Salmo 94:16] Cuando venga el Día del Juicio, yo quiero decir con Pablo: “He peleado la buena batalla”. [2ª. Timoteo 4:7] Quiero recibir a Jesucristo luchando, de rodillas, lleno de aborrecimiento hacia el pecado en mi vida y en el mundo.

3.- ¿Ha dejado usted de congregarse con los que de corazón limpio invocan a Dios?

“No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” [Hebreos 10:25]

No es casualidad que el versículo que sigue habla de “pecar voluntariamente” después que la verdad ha sido revelada. Realmente, es un hecho históricamente comprobado, que las personas se vuelven más descuidadas justo antes del Juicio y la calamidad.

Siempre, antes que cualquier sociedad se saliera de control, sus habitantes andaban en todo, menos en Dios. Haciendo dinero, detrás del placer, de su seguridad, de sus metas personales, etc., y en los últimos momentos las cosas se tornaban peores. Los creyentes abandonaban las reuniones de adoración.

El Apóstol, nos advierte, que ahora que el día está cercano, no dejemos de congregarnos, sino que es el tiempo de buscar a Dios más intensamente, y de unir nuestras fuerzas con los verdaderos vencedores.

Si su iglesia es la reunión del domingo, un Programa de Televisión, de Radio, o una reunión social, entonces amado, usted no se está congregando con los creyentes. Usted no está recibiendo o dando ánimo, como Dios nos ordena.

¿Qué es el Juicio, sino la última congregación de Su rebaño? ¿Estará usted allí voluntariamente con esperanza y con gozo? El Juez conoce a aquellos que le aman y que aman a su cuerpo, de modo que no pueden permanecer lejos de sus hermanos.

Yo le advierto. Los libros serán abiertos ese día y el Juez está tomando notas de todo en estos instantes.

¿PASO USTED EL EXAMEN?

Si usted sabe en su corazón que no está listo para estar parado ante Jesús (y ese momento no se tarda), entonces tendrá que dar cuenta por esto que ha leído hoy. Este mensaje es suficiente para condenarlo eternamente al infierno. Si lo rechaza, será testigo en su contra en el Día del juicio.

¿Es más importante para usted su trabajo, sus posesiones, o aun su ministerio, que las cosas de Dios? ¿Ha descuidado a su familia? ¿Está usted satisfecho porque va a la Iglesia cada domingo y dice en su corazón: “Yo he hecho mi parte para con Dios”?

La PALABRA del Señor es bastante clara.

ESO NO ES SUFICIENTE

Si usted se ha juzgado y se ha hallado falto, debe meditar en sus caminos ahora que hay tiempo: “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” [Isaías 55:6-7]

Hasta un 15% de descuento

Dios les bendiga! Es para mi un placer informarles que todos nuestros libros tienen hasta un 15% de descuento en nuestra tienda virtual. H...